¡5 razones para no perderse el 43º Trial Indoor de Barcelona!

  1. PARA DISFRUTAR DE OTRO DUELO BOU-RAGA… ¡Y ESTA VEZ CON BOU EN “MODO REVANCHA”!

Después de diez años consecutivos de victorias de Toni Bou en el Palau Sant Jordi, Adam Raga fue el triunfador en 2019. Seguro que Bou -que viene de ganar las tres primeras pruebas del Mundial 2020- quiere volver a poner las cosas en su sitio y entrar de nuevo en modo “suma y sigue” en el Palau, consiguiendo el que sería su triunfo número 12+1 en el trial decano del mundo. Pero cuidado, porque este año todos los pilotos están muy fuertes y las victorias, más caras que nunca…

  1. PARA VER CÓMO LO HACEN LOS PILOTOS QUE HAN CAMBIADO DE MOTO

El pasado verano fue especialmente movido en los despachos y, de los ocho pilotos que saltarán a la pista del Palau Sant Jordi el domingo, ni más ni menos que la mitad lucirán nuevos colores con respecto a los del año pasado. Jaime Busto (ha pasado de GasGas a Vertigo), Jeroni Fajardo (de GasGas a Sherco), Jorge Casales (de Vertigo a GasGas) y Miquel Gelabert (de Sherco a Vertigo). Y estos cambios de montura siempre llevan aparejado un incremento en la motivación y en las ganas de agradar al nuevo fabricante en el mejor escenario…

  1. PARA VOLVER A DELEITARSE CON LAS ZONAS MÁS TÉCNICAS Y EXIGENTES DE TODO EL MUNDIAL X-TRIAL

El Trial Indoor de Barcelona ha sido siempre la carrera más complicada, dura y exigente de todo el Mundial indoor. Además de las imponentes zonas metálicas y de hormigón, el Palau Sant Jordi ha realizado cada año un guiño a la pureza del trial al aire libre, instalando varias zonas naturales. Las piedras, los troncos y el agua exigen a los pilotos sacar a relucir toda su técnica y todo su talento. Y los aficionados lo celebran.

  1. PARA VOLVER A VER A LOS MEJORES PILOTOS DEL MUNDO A ESCASOS METROS

El Trial Indoor de Barcelona ha vuelto a desplegar las gradas retráctiles del Palau Sant Jordi, ésas que casi tocan la pista y que permiten a los espectadores que las ocupan contemplar la verdadera dimensión de los diferentes obstáculos. Otro clásico de la carrera de Barcelona es la zona que se construye dentro de la propia grada. Un sector de asientos desaparece para dar cobijo a las estructuras y módulos que permiten a los aficionados analizar al milímetro la técnica de los reyes del equilibrio dinámico.

  1. PARA SUMERGIRSE EN UN AMBIENTE QUE RESPIRA TRIAL, PASIÓN Y AFICIÓN POR LOS CUATRO COSTADOS

La afición española es, con diferencia, la más entendida del mundo en trial. No en vano la práctica totalidad de la élite de este deporte habla español e incluso el trial indoor se inventó en Barcelona en 1978, en lo que fue una propuesta inédita hasta la fecha y que lanzó la revista Solo Moto, con sede en la Ciudad Condal. Desde entonces y en cada una de las 42 ediciones celebradas, sea en el Palacio de Deportes de Barcelona primero como en el Palau Sant Jordi después, los amantes del trial disfrutan de un espectáculo que se vive con la misma intensidad en la pista y en la grada. Los silencios, los aplausos, los golpes de gas, los toques de freno… La atmósfera que se respira en el Trial Indoor de Barcelona es sencillamente mágica.

Jeroni Fajardo: “En Barcelona todos los pilotos de casa damos un plus”

Jeroni Fajardo es uno de los valores más seguros del Trial Indoor de Barcelona. Piloto de enorme calidad y tremendamente regular, el de Caldes de Malavella es siempre un claro candidato al podio del Palau Sant Jordi. Si preguntásemos a Bou y Raga a qué piloto consideran más peligroso, seguramente ambos señalarían al subcampeón del mundo outdoor de 2018…

¿Cómo valoras tus actuaciones en lo que llevamos de Mundial 2020?

Estoy muy satisfecho del tercer y cuarto puesto conseguidos hasta ahora. Espero seguir todo el año en esta línea, o mejorarla incluso si es posible.

¿Cómo va el proceso de acoplamiento a la Sherco?

La moto ha sido una sorpresa muy agradable. Está funcionando muy bien y cuando esto pasa todo es mucho más fácil. También estoy muy contento de cómo va el proceso de conjunción de todo el equipo tras los primeros tres meses de trabajo juntos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu nueva moto?

Estoy muy contento con el motor. Me ha sorprendido mucho su potencia. El embrague también trabaja especialmente bien.

Desde 2015 siempre has estado en el top-4 de Barcelona, incluidos dos terceros en 2017 y 2018. El Palau Sant Jordi siempre ve al mejor Jeroni Fajardo…

Está claro que Barcelona es una carrera especial. Para todas te preparas a fondo, pero en Barcelona inconscientemente siempre das un plus. Es la carrera a la que viene toda mi gente y en la que, lógicamente, quieres hacerlo especialmente bien. Siempre que los rivales te dejen, claro.

¿Los duelos Bou-Raga en las finales van a ser la constante de este Mundial X-Trial?

La idea es revertir esta situación, pero el reglamento y el formato de las carreras tampoco lo pone fácil. Sólo hay dos finalistas, el tercer puesto se decide a una sola zona… Es un reglamento raro, aunque nadie puede decir que las carreras no las gana el mejor piloto.

¿Crees que Marcelli puede convertirse en el “mejor joven” este curso y superar a Jaime Busto?

Gabriel Marcelli está haciendo buenas carreras y Jaime Busto quizá no ha tenido el arranque de Mundial que él esperaba, pero por calidad la lógica dicta que al final Jaime estará por delante. Eso no quita que Gabriel no vaya a ser la revelación del campeonato porque, además, aún tiene mucho margen de mejora.

¿Consideras que la distancia que separa a Bou y Raga del resto de pilotos se está reduciendo?

Yo no hablaría de Bou-Raga como dúo. Adam es un piloto muy competitivo, pero Bou ya ha demostrado en las primeras carreras de esta temporada que está a otro nivel. Ha podido cometer errores, pero para mí se ha distanciado un poco más de Raga. Creo que, mientras que el resto de pilotos estamos a un nivel parecido al del año pasado, Toni ha dado un nuevo salto de calidad.

¿Qué hace del Trial Indoor de Barcelona una carrera especial y diferente a todas las demás del Mundial?

Lo primero son las propias dimensiones del Palau Sant Jordi. Competir en un pabellón tan grande y con tantos espectadores siempre es algo fantástico para cualquier piloto de trial. Además, Barcelona siempre ha tenido zonas diferentes y muy espectaculares. Todos estos factores han hecho que, desde siempre, la consideremos casi como una carrera aparte.